Review: Deerhunter - Monomania (2013)

Publicado el 19/06/2013 por

Es un constante movimiento pendular el que provocan las doce canciones de Monomania, el más reciente disco del quinteto liderado por Bradford Cox y que ahora también integran el bajista Josh McKay y el guitarrista Frankie Moyles. De un lado se encuentra un espacio donde las canciones suenan sucias, donde la voz del cantante siempre está filtrada por la distorsión y donde, por momentos, el ruido parece al borde del colapso. Ahí está, por ejemplo, el inicio con “Neon junkyard” y, sobre todo, “Leather jacket II”. En esta última, la melodía que canta el vocalista se difumina en un entramado de riffs eléctricos, acoples y ecos. Es una canción que parece ir desarmándose a medida que avanzan los segundos hasta terminar convertida solo en retazos de ruido. Algo similar ocurre con el tema que da nombre al disco, que a la voz saturada y la electricidad va sumando capas de distorsión hasta construir un repetitivo mantra de feedback que se sostiene en un pulso repetitivo. Casi sin pausas, sin embargo, el disco cruza hacia otros extremos donde las canciones suenan con tanta melancolía como amabilidad. Así, “The missing” y “Sleepwalking”, por ejemplo, tienen pasajes perfectamente tarareables y parecen más cercanas también a algunos de sus discos anteriores.

Esta tensión constante entre una música aparentemente sencilla, convencional y hasta pegajosa y un filtro de distorsión y electricidad, en algunos casos, se oye en una misma canción. Sucede, por ejemplo, con “Pensacola”, un relato de huída que podría pasar por una convencional pieza de música country si no fuera por lo sucia y rústica que suena. Algo parecido puede decirse de una canción como “Dream captain”: ¿cuántas veces el rock ha cantado coros como “I'm a poor boy from a poor family / there's nobody left to take care of me”?

Los integrantes de Deerhunter han hablado de rock, de garage y de ciertas raíces fundamentales de la música estadounidense para explicar Monomania. Algunos de los convencionalismos que implican esas etiquetas están presentes en estas canciones, pero siempre hay un elemento que las disloca y las mueve hacia terrenos que ya parecen propios para un músico como Badford Cox. Es un equilibrio entre un espacio de ruidos y rarezas y uno de melodías para recordar. Con más o menos intensidad, Monomania es un disco que al final hace lo mismo que el neón de su carátula: brilla.

CÓMPRALO AQUÍ

Tracklist

A1 Neon Junkyard

A2 Leather Jacket II

A3 The Missing

A4 Pensacola

A5 Dream Captain

A6 Blue Agent

A7 T.H.M.

B1 Sleepwalking

B2 Back to the Middle

B3 Monomania

B4 Nitebike

B5 Punk (La Vie Antérieure)